Estudio de los alimentos que causaron reacciones IgG en pacientes NutriWhite

Estudio de los resultados de los alimentos que causaron reacciones inmunológicas tipo IGG, medidos por el método ELISA en pacientes que asistieron a la consulta de Nutriwhite durante el periodo 2007 – 2014 (Leer aquí)

Resumen

Es bien conocido por diversas investigaciones en el área de salud, que la sensibilidad alimentaria existe y se presenta con síntomas tanto intestinales como extraintestinales al consumir ciertos alimentos. Estos síntomas pueden ser consecuencia de la reacción inmunológica tardía entre un alimento y la liberación de la IgG. La mayoría de los síntomas se pueden controlar siempre que se elimine el alimento al que se tiene sensibilidad.

Para detectar la sensibilidad alimentaria se utilizan pruebas de laboratorio con resultados específicos para cada paciente. Estas pruebas no son accesibles en todas las poblaciones, por lo que se considera importante disponer de información histórica relativa a estas pruebas y dar a conocer los alimentos que afectan con mayor frecuencia a la población. Una de las pruebas más reconocidas la realiza el Laboratorio Immunolabs, usada para detectar reacciones inmunológicas tipo IgG, basada en el método ELISA.

En el presente estudio Nutriwhite, un equipo de especialistas en Inmuno Nutrición, describió los resultados de 514 pacientes que asistieron a consulta y se realizaron la prueba de sensibilidad de alimentos entre los años 2007 - 2014. En los resultados deivos se evidenció:

1) El orden en que los 154 alimentos probados producen sensibilidad de mayor a menor porcentaje.

2) Los 5 alimentos que tienen mayor porcentaje de sensibilidad. Se evidenció que son alimentos comunes en la dieta venezolano: levaduras (cerveza, pan), trigo, huevo, leche y queso de vaca.

3) No existen diferencias significativas por género en la cantidad de alimentos ni en tipo de alimento a los que se es sensible Este trabajo podrá servir de apoyo y de referencia a personas y profesionales de la salud, para que tomen en cuenta estos alimentos al momento de hacer perfiles inmunológicos, diagnósticos y seguir un plan de alimentación.

Palabras clave: nutrición, sensibilidad alimentaria, inmunoglobulina IgG.

INTRODUCCIÓN

En los últimos años hemos presenciado un aumento en el porcentaje de personas que presentan síntomas tanto intestinales (sensación de hinchazón, digestión pesada, estreñimiento, diarrea, llagas en la boca, acidez), así como extra-intestinales: a nivel dermatológico (eczemas, urticaria, dermatitis, acné), a nivel respiratorio (rinitis, tos, bronquitis, asma), a nivel de articulaciones (rigidez, dolor) y generales (fibromialgia, cansancio, depresión, hiperactividad, ansiedad, jaquecas, retención de líquidos) al ingerir ciertos alimentos. Estos síntomas pueden ser consecuencia de la reacción inmunológica tardía entre un alimento y la liberación de la IgG produciendo sensibilidad alimentaria. La mayoría de las personas desconocen que padecen de una sensibilidad alimentaria debido a que tienden a relacionar los síntomas con otras patologías, así como por la falta de información en el tema.

Se quiere concientizar a las personas, a través de esta investigación, que la sensibilidad alimentaria existe y que sus síntomas se pueden controlar siempre y cuando se elimine el alimento al que se tiene sensibilidad. Existen pruebas de laboratorio específicas que permiten identificar estos alimentos en cada paciente. Estas pruebas no son accesibles en todas las poblaciones por lo que se considera importante disponer de información histórica relativa a estas pruebas y dar a conocer los alimentos que afectan con mayor frecuencia a la población.

Ésta investigación realizada por Nutriwhite, un equipo de especialistas en Inmuno Nutrición, tiene como finalidad determinar el orden en que los alimentos estudiados causaron reacción inmunológica tipo IgG en pacientes que acudieron a consulta durante el periodo 2007-2014.

Con las evidencias deivas, este trabajo podrá servir de apoyo y de referencia a personas y profesionales de la salud, para que tomen en cuenta estos alimentos al momento de hacer perfiles inmunológicos, diagnósticos y seguir un plan de alimentación.

MARCO TEÓRICO

Es muy común que exista una confusión entre sensibilidad, alergia o intolerancia alimentaria. Todos estos términos son reacciones adversas inducidas por alimentos, y básicamente se diferencian en dos grandes grupos según los mecanismos que las producen:

  1. Otros mecanismos: Englobados con el término de intolerancia alimentaria dentro de la que se encuentran las alteraciones metabólicas, déficits enzimáticos, acción tóxica, etc. (Anderson y Song, 1984)
  2. Inmunológicos: llamadas reacciones alérgicas y sensibilidades a los alimentos. Se diferencian en los procesos mediados por elevación de las inmunoglobulinas IgE (alergias) y los mediados por elevación de las IgG (sensibilidades alimentarias). (Anderson y Song, 1984).

La sensibilidad alimentaria es una respuesta inmunológica patológica mediada por la formación masiva de inmunocomplejos alimentarios IgG. La presencia de este inmunocomplejo a nivel vascular activa un proceso inflamatorio responsable de los daños colaterales en los tejidos próximos a la reacción inmunológica (Janeway y col., 2001).

Desde hace varios años, las investigaciones apuntan a relacionar la sensibilidad con manifestaciones clínicas en diferentes niveles, y demuestran que al eliminar los alimentos positivos, los síntomas desaparecían. (Atkinson y col., 2004) (Yang y Li, 2007), por ejemplo:

  1. Digestivo: sensación de hinchazón, digestiones pesadas, estreñimiento, diarreas, llagas en la boca, acidez, síndrome del intestino irritable. Un estudio demostró que el síndrome de intestino irritable (SII) y los anticuerpos IgG tienen relación y que al eliminar los alimentos positivos, los síntomas desaparecían. (Atkinson y col., 2004). De igual manera se ha evaluado la desaparición de la diarrea y el estreñimiento eliminando de la dieta aquellos alimentos con IgG positivos y obteniéndose que en más del 65% de los pacientes tuvieron mejoría (Yang y Li, 2007). Más recientemente un estudio acerca del SII acompañado de síntomas como la diarrea, demostró que la IgG está muy relacionada a este problema, ya que al eliminar los alimentos con IgG positivo durante 12 semanas, se notó que el dolor abdominal (hinchazón nivel y frecuencia), la frecuencia de diarrea, distensión abdominal, forma de heces, sensación general de malestar y síntomas en general habían mejorado (Guo y col., 2012).
  2. Dermatológico: eczemas, urticaria, dermatitis, acné.
  3. Respiratorio: rinitis, tos, bronquitis, asma. (Halpern y Scott, 1987)
  4. Articulaciones: rigidez, dolor.
  5. Generales: fibromialgia, cansancio, depresión, hiperactividad, ansiedad, jaquecas, retención de líquidos.
  6. Muscular: tensión, dolor, fibromialgia, etc.
  7. Neurológico: migrañas, cefaleas, hormigueo en las manos y pies, ataxia y cansancio incrementado sin motivo aparente. Se ha encontrado que las migrañas también están fuertemente relacionados con la IgG, ya que eliminando los alimentos positivos las migrañas desaparecían (Arroyave y col., 2007).
  8. Psiquiátricos: aún no se ha podido confirmar por estudios controlados. Sin embargo, cada vez están más claras las implicaciones entre sistema inmunológico y el sistema nervioso, pudiendo describirse distintas actitudes consecuentes a la estimulación inmunológica de distinta índole. El factor tiempo de exposición al antígeno tiene también importancia en esta y otras manifestaciones (Crayton, 1986).

Es importante destacar que a diferencia de la alergia, la sensibilidad puede pasar desapercibida si no se solicitan estudios de laboratorio, ya que su reacción es más tardía y varía de minutos, horas y días para su aparición (Hernández, 2011). Es por esto, que las pruebas de laboratorio que miden IgG pueden ser un buen indicador de sensibilidad alimentaria, y en dado caso que no haya acceso a estas pruebas de laboratorio, la información histórica relativa a estas pruebas pueden dar a conocer también los alimentos que afectan con mayor frecuencia a la población, de manera de utilizar esta información como apoyo en un plan nutricional.

DESCRIPCIÓN DE NUTRIWHITE Y DEL LABORATORIO

NutriWhite es un equipo de salud, que busca mejorar la salud de sus pacientes a traves de la Dieta 3R. Esta dieta especifica de Nutriwhite consiste en Remover los alimentos a los cuales el paciente presenta una reacción inmunológica adversa, Reponer con los nutrientes adecuados para lograr Recuperar la salud del paciente.

Para atender los requerimientos de información respecto a la sensibilidad IgG de los pacientes, NutriWhite utiliza para este estudio, entre otras pruebas y por preferencia del paciente, las pruebas ofrecidas por Inmunolabs. Se trata de un laboratorio ubicado en EEUU , el cual fue seleccionado por garantizar 90% de reproductibilidad y 95% de sensibilidad y contar con una prueba denominada IgG BloodPrint, basada en el método ELISA (Enzyme-Linked Immunosorbent Assay) y está diseñado para detectar anticuerpos circulantes de clase G (IgG), inmunoglobulina específica de alimentos en el suero.

El método ELISA se considera altamente sensible y específico para determinar anticuerpos IgG, considerándose como un indicador útil de las reacciones adversas a la alimentación y la intolerancia alimentaria (Volpi y Maccari, 2009).

Es importante destacar que dicho laboratorio es inspeccionado constantemente y cuenta con todas las licencias y permisos de Estados Unidos. A su vez, está aprobado por la Food & Drug Administration y es el único acreditado en EEUU por “College of American Pathologists proficiency testing”. Se deduce que los resultados obtenidos en este estudio tienen alta confiabilidad.

DESCRIPCIÓN DEL PROCEDIMIENTO Y DE LOS DATOS A ANALIZAR

A partir del 2007, el equipo NutriWhite inició la creación de una base de datos en Microsoft Office Excel, con los pacientes que se atendían y que aceptaban realizar la prueba BloodPrint de Inmunolabs.. A ningún paciente se le hizo seguimiento y se decidió hacer un corte en el año 2014 por considerarse que había una muestra importante de pacientes para efectuar el presente estudio.

Para la realización de este trabajo se tomaron en cuenta aquellos pacientes que requerían y aceptaron la sugerencia de realizarse una prueba en EE.UU. Se escogió la prueba BloodPrint de Immunolabs que está diseñada para la detección y cuantificación de IgG específica de 154 alimentos.

Una vez aceptada la sugerencia de efectuar la prueba, el paciente procede a la extracción de sangre en un laboratorio de su escogencia, en unos tubos separadores de suero (4 ml), a primera hora del día.

Por otra parte se le facilita a cada paciente las planillas requeridas para que las muestras puedan ser exportadas con todos los permisos legales necesarios que exige el gobierno Venezolano para tal fin. Una vez enviada la muestra, el laboratorio la analiza y envía los resultados de la prueba a NutriWhite, tanto en formato físico como digital.

Los resultados recibidos se vacían en una base de datos discriminada por año, identificando al paciente junto a sus resultados. Los resultados se registran en escala del 0 – 4 dependiendo de qué tan sensible es el paciente al alimento. Sin embargo, en el estudio no se tomó en cuenta la intensidad, considerándose únicamente si el paciente es sensible o no a cada alimento en particular.

ANÁLISIS DESCRIPTIVO

Para describir la información contenida en los resultados de la prueba, se realizó una recodificación de los resultados de la prueba, para determinar únicamente si el paciente presentó sensibilidad al alimento (valor 1) o no la presentó (valor 0). Procediéndose posteriormente a conteos de pacientes en base a la presencia de sensibilidad a cada alimento, sin tomar en consideración el nivel de la misma en la escala descrita previamente 0 – 4. Se realizaron los análisis deivos según género para determinar la posible diferencia entre ambos géneros a lo largo de los años.

En la Tabla n° 1 se registra el número de pacientes atendidos dentro de la población estudiada, discriminados por año y género. De un total de 514 pacientes, 327 fueron mujeres y 187 hombres.

Los años que más pacientes aportaron al estudio fueron 2013 y 2014 (31% y 22% respectivamente), resultando más de la mitad. Los años 2010 y 2011 sólo representan el 4% y 3% de los pacientes masculinos, siendo además estos años los que menos pacientes se realizaron la prueba.

Tabla nº 1. Distribución absoluta de los pacientes incluidos en el estudio por año y género.              

                         

En general para la totalidad de los pacientes, los femeninos representan el 64%, y los masculinos el 36%.

Únicamente el año 2009 presentó mayor cantidad de pacientes masculinos que femeninos, en tanto que los demás años la relación fue de casi dos a uno a favor de pacientes femeninos (Gráfico n° 1).

                Gráfico nº 1. Distribución porcentual de pacientes según género por año.

                                   

Para medir la sensibilidad general que cada uno de los 154 alimentos estudiados genera en los pacientes de NutriWhite, se consolidaron los datos de los años en una única tabla y se contó el número de pacientes que presentaron sensibilidad a cada alimento.

En la Tabla n° 2 se muestran las mediciones a la sensibilidad de los 148 alimentos que presentó al menos algún paciente con sensibilidad. Cabe destacar, que 6 de este grupo, nos fueron reportados ya que no causaron sensibilidad persona.

Con mayor porcentaje se presenta la levadura de cerveza (94,7%), correspondiente a 487 pacientes, y de segundo lugar encontramos la levadura de pan (94,4%) correspondiente a 485 pacientes que presentaron sensibilidad a este alimento. En el otro extremo de la tabla podemos observar que alimentos como rábano picante, pimienta, entre otros; apenas produjeron sensibilidad 0,2% de los pacientes estudiados.

La tabla n° 2 demuestra que casi el 95% de los pacientes presenta reacción de sensibilidad a las levaduras (cerveza y pan). Con un 80% y 70% de los pacientes mostraron reacción al huevo, trigo y leche de vaca. Entre 69% y 50% de la muestra mostraron reacción al arándano y queso de vaca. Esto resultados arrojan que más de la mitad de los pacientes mostraron sensibilidad a las levaduras, huevo, trigo, leche de vaca, queso de vaca y arándano.

Entre el 30% y el 49% de los pacientes mostraron reacción a la avena, piña, cambur, leche de cabra, champiñones, alfalfa, ajonjolí, frijoles pinta, tomate y calabaza.

En la Tabla n° 3 se resume la descripción de los pacientes según el número de alimentos a los que presentaron sensibilidad en la prueba. Entre los pacientes femeninos más del 40% presentó reacción entre 11 y 20 alimentos y más del 35% presentó reacción entre 21 y 30 alimentos. En cuanto a los pacientes masculinos, se puede observar que más del 40% de la muestra presentaron reacción de 21 a 30 alimentos, en segundo lugar con más del 35% de 11 a 20 alimentos.

                                 

En cuanto al número de reacciones de sensibilidad, para el género femenino se observó una media de 18,96 reacciones por paciente, con mínimo de 4 reacciones y casos extremos de 52 reacciones por paciente. En tanto que para los pacientes masculinos, la media resultó de 20,06 reacciones por paciente, con mínimo de 5 reacciones en un paciente y máximo 45 reacciones en otro paciente. No se reportan diferencias de género estadísticamente significativas.

De esta tabla se puede concluir que casi el 80% de los pacientes (sin distinción de género) presentaron entre 11 y 30 reacciones de sensibilidad en la prueba. Si bien aparentemente los hombres tuvieron mayor número de reacciones que las mujeres, la diferencia observada no es estadísticamente significativa para una prueba Chi-Cuadrado y no se puede asumir que hombres y mujeres tienen comportamientos diferentes

No obstante en la tabla nº4 se aprecian algunas diferencias según el género de los pacientes. En el consolidado de todos los años se encuentra que la piña, el queso y la leche (cabra y vaca) generan sensibilidades alimentarias en mayor medida en los pacientes femeninos (al menos 10% de diferencia sobre pacientes masculinos), en tanto que la pimienta negra genera más sensibilidades en los hombres.

                         

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

En el presente estudio se analizaron 514 casos de pacientes de NutriWhite (63,4% femeninos y 36,6% masculinos) que accedieron a realizar una prueba para determinar la sensibilidad a los alimentos mediante reacciones inmunológicas IgG. Se observa que a la consulta de NutriWhite acuden más personas del género femenino que masculino.

En las revisiones efectuadas no se encontraron diferencias significativas por género en los alimentos que generaron sensibilidad ni en el número de reacciones; observándose que ambos géneros se comportan de manera similar.

Los siguientes resultados deben tomarse en cuenta al realizar perfiles de alimentos y planes de alimentación:

Los alimentos que causaron sensibilidad con un porcentaje mayor al 90% son la levadura de cerveza y pan. Entre 78% y 70% se encuentran el huevo, el trigo y la leche de vaca. Con un porcentaje aproximado del 60% se encuentra el queso de vaca. Es importante destacar que los alimentos que causaron sensibilidad en casi 60% de los pacientes son muy comunes en la dieta del venezolano.

Llamó la atención la aparición del arándano agrio con un porcentaje del 61,7%. Sería importante realizar futuras investigaciones para conocer la razón de estos resultados.

En cuanto a los cereales, el trigo fue el que se encontró con mayor porcentaje de sensibilidad en un 76,5% seguido por la avena en un 47,3%.

En los lácteos de distintas especies, se observa diferencia entre la leche de vaca (71%) y la leche de cabra (38%), indicando que ambas generan reacciones distintas.

De 18 frutas analizadas se observó que la mayoría, excepto el cambur (41%) y la piña (46%) presentaron porcentajes de sensibilidad menores al 26%. Estos resultados indican que las frutas de diferentes familias causan diferentes reacciones.

De las leguminosas se notó que en su totalidad generaron reacción en menos de 33% de los pacientes.

Por último, luego de realizar exploraciones deivas a la sensibilidades mostradas por un grupo de pacientes que asistió a la consulta mediante técnicas multivariantes

(Análisis Cluster, Análisis de Componentes Principales y Análisis del Factor Inflacionario de la Varianza), surgen pistas de que las sensibilidades a algunos alimentos podrían estar relacionadas. Entre los alimentos estudiados se podrían distinguir los siguientes grupos:

  1. Coles de Bruselas - Repollo col – Brócoli – Repollo – Coliflor
  2. Almejas – Vieras – Ostras
  3. Salmón – Trucha – Perca
  4. Mandarina – Naranja -Toronja – Limón – Lima
  5. Clavo – Orégano – Canela – Salvia – Jengibre -Nuez moscada
  6. Camarón – Langosta - Cangrejo
  7. Frijol de cera – Habichuela
  8. Mora - Pimienta de Chile
  9. Leche de vaca – Queso de vaca
  10. Levadura de cerveza – Levadura de pan

*Existe relación entre el alimentos que produce sensibilidad y la familia a la que corresponde, como lo fue en cítricos, levaduras , moluscos, crustáceos, coles, lácteos de vaca, algunas leguminosas y peces de agua fría. Sin embargo, las Especies culinarias aparecen relacionadas, aunque taxonicamente no pertenezcan a la misma familia, encontrándose relación entre Clavo – Orégano – Canela – Salvia – jengibre. A su vez, se observa que la mora y la pimienta de chile sin pertenecer a la misma familia están relacionadas.

*Los lácteos de la misma especie, queso y leche de vaca, producen reacciones de sensibilidad similares entre sí pero distantes a los lácteos de otras especies como los de cabra.

Por ultimo, luego de analizar los resultados arrojados, este trabajo podrá servir de apoyo y de referencia a personas y profesionales de la salud, para que tomen en cuenta estos alimentos al momento de hacer perfiles inmunológicos, diagnósticos y seguir un plan de alimentación.

Referencias

  1. Anderson J.A., Song D.D., ed. (1984). Adverse reactions to foods. American Academy of Allergy and Inmunology. NIH Publication. 2442: 1-6.
  2. Arroyave C.M., Echevarría M., Hernández H.L. (2007). Food allergy mediated by IgG antibodies associated with migraine in adults. Revista Alergia Mexico. Vol. 54, n° 5, pp. 162-168.
  3. Atkinson W., Sheldon T.A., Shaath N., Whorwell P.J. (2004). Food elimination based on IgG antibodies in irritable bowel syndrome: a randomised controlled trial. Gut. Vol. 53 (10), pp. 1459-1464.
  4. Barboza F. (2009). Aspectos clínicos de la alergia alimentaria. Revista GASTROHNUP. Vol. 11, no. 3, 2009.
  5. Hernández J. (2011). Guía para vivir sano en un mundo toxico. Editorial BIOS.
  6. Crayton J.W. (1986). Adverse reactions to foods: relevance to psychiatric disorders. Journal of Allergy and Clinical Immunology. Vol. 78, n°1, pp. 243-250.Guo H., Jiang T., Wang J., Chang Y., Guo H., Zhang, W. (2012). The value of eliminating foods according to food-specific immunoglobulin G antibodies in irritable bowel syndrome with diarrhoea. Journal of International Medical Research. Vol. 40, n° 1, pp. 204-210.
  7. Halpern G.M., Scott J.R. (1987). Non-IgE mediated mechanisms in food allergy. Annals of Allergy; Vol. 58, n° 1, pp. 14-27.
  8. Janeway C.A., Travers Jr.P., Walport M., Shlomchik, M.J. (2001). Immunobiology. 5ta ed. Garland Science,New York.
  9. Volpi N., Maccari F. (2009). Serum IgG responses to food antigens in the italian population evaluated by highly sensitive and specific ELISA test. Journal of immunoassay and immunochemistry. VOl. 30, n° 1, pp. 51-69.
  10. Yang C.M., Li Y.Q. (2007). The therapeutic effects of eliminating allergic foods according to food-specific IgG antibodies in irritable bowel syndrome. Zhonghua Nei Ke Za Zhi. Vol. 46, n° 8, pp. 641-643.

Autora:

Mercedes White, A. White, Ma. White.

mercedes@nutriwhitedietas.com

MSc. Mercedes White
Magister en Nutrición Clínica
Ver perfil
MSc. Andreina White
Magister en Inmunología y Metabolismo
Ver perfil
MSc. Mariana White
Magister en Nutrición Holística
Ver perfil
Dra. Julie Verzura
Médico Inmunólogo MSc. en Nutrición
Ver perfil
Lic. Natalia Rosal
Nutricionista-Dietista
Ver perfil
Equipo de especialistas de NutriWhite
Repotencia tu vida a través de la Inmunonutrición
Todos los síntomas y enfermedades comienzan por el intestino. Sana tu intestino a través de la Inmunonutrición.
Agendar plan de consultas
Escrito por
El equipo editorial de NutriWhite
No items found.
Seguir leyendo
10 tips para unas vacaciones OkNutriWhite

Todos queremos disfrutar de unas vacaciones sin inflamación, pero comer delicioso a la vez, en este artículo de damos 10 herramientas

Última actualización
1/3/24
¿Cómo desinflamar el hígado? Alimentos y hábitos

Descubre cómo una alimentación enemiga contribuye al desarrollo de la enfermedad hepática: hígado graso y qué alimentos ayudan a desinflamarlo.

Última actualización
27/11/23
¿Cómo desinflamar los intestinos? Tips y remedios caseros

Si eres de los que se la pasan con dolor abdominal y cambios en la consistencia de tus evacuaciones, ¡este artículo es para ti!

Última actualización
27/11/23
¿Cómo saber si tengo inflamación crónica?

¿Sabías que la inflamación no siempre se aprecia a simple vista y puede tener síntomas diarios? Si padeces síntomas de inflamación crónica, este artículo es para ti.

Última actualización
30/11/23
Pesadez estomacal: Cómo identificarla, qué la causa y cómo aliviarla

Si después de comer sientes que tus alimentos quedan en tu estómago por mucho tiempo, entérate como hacer para Removerla de raíz.

Última actualización
27/11/23
¿Por qué me enfermo tanto? 5 razones y cómo solucionarlo

Si conoces a alguien que se la pase con alergias y/o gripes, o que tenga malestares gastrointestinales de manera frecuente, o si ese alguien eres tú, este artículo es para ti.

Última actualización
28/11/23