Las sensibilidades alimentarias causan inflamación

Sensibilidades, Alergias e Intolerancias alimentarias

25 Agosto 2015

Las personas con sobrepeso suelen tener niveles muy altos de leptina, por su ineficaz función, esta condición se llama resistencia a la leptina. Si una persona de peso normal, óptimamente sano, come en exceso, su nivel de leptina aumenta, lo que aumenta su tasa metabólica y disminuye su apetito. Si se tiene una inflamación constante debido a sensibilidades alimentarias, esto mismo ocurrirá.

Otra forma en que las sensibilidades alimentarias contribuyen al sobrepeso es por causa de la adicción a la comida o antojos a los que se es sensible, lo que conduce a comer en exceso. Cuando se come un alimento problema o adictivo, se desencadena una respuesta inmune que a menudo implica a los anticuerpos que generen la respuesta inmune a la comida. Sin embargo, existen alimentos que al comerlos unen de nuevo algunos de los anticuerpos reduciendo así los síntomas alérgicos. Por lo tanto, algunas personas logran, sin saberlo, mejorar sus síntomas de sensibilidades alimentarias por conseguir "soluciones" regulares al comer sus alimentos problemáticos. Si sospecha que está teniendo antojos sensibles u observa que algunos alimentos le hacen sentir mejor, se debe evaluar la posibilidad de alguna nueva sensibilidad alimentaria. Es importante eliminar todos los alimentos a los que usted es sensible de su dieta para controlar la inflamación y bajar de peso.

La pérdida de peso es comúnmente experimentada por personas con enfermedad celíaca no diagnosticada o intolerancia al gluten, porque las vellosidades intestinales se encuentran dañadas y los nutrientes de los alimentos no se absorben correctamente. (Esto también puede ocurrir con sensibilidades alimentarias). Cuando una dieta libre de gluten se instituye y el intestino se cura, mejora la absorción y se espera un aumento de peso, ya que por lo general se necesita. Desafortunadamente, la ganancia de peso a menudo continúa después de que la persona ha vuelto a un peso normal, lo que resulta en sobrepeso.

Muchas personas con dietas gluten free, aumentan de peso hasta el punto de tener sobrepeso. La Universidad de Chicago Centro de Enfermedad Celíaca lo informó en un estudio de 188 pacientes con dietas gluten free. A los 2 años después de comenzar la dieta, el 81% de ellos había ganado peso y más del 40% de ellos tenían un IMC (índice de masa corporal) mayor de 25, lo que significa que tenían sobrepeso.

Algunas personas no aumentan de peso cuando llevan una dieta gluten free, ya que reemplazan los productos de trigo y bocadillos que contienen trigo, por alimentos enteros, como los frutos secos, frutas, verduras, alimentos ricos en proteínas, etc. Las personas que aumentan de peso en una dieta gluten free son aquellos que sustituyen los productos de trigo con productos con proteínas parecidas al gluten como lo es el arroz. El arroz es el único cereal que tiene un alto índice glucémico. Además, el arroz o los alimentos a base de arroz generalmente contienen altas cantidades de azúcar y grasa para darles mejor sabor, a su vez pueden contener almidones muy refinados para ayudar a mantenerlas unidas. Además, los productos de arroz son mucho más densos que los productos de trigo, un pedazo de pan de arroz de un tamaño de aspecto normal puede contener dos o tres veces tantos gramos de hidratos de carbono como el mismo pedazo de pan de trigo. Todos estos factores juntos hacen que los alimentos de arroz comercialmente generen sobrepeso.

Sin embargo, se puede perder peso si se evitan los alimentos a los que se es sensible y controlar que los carbohidratos que consume sean en su mayoría de bajo en el índice glicémico. Cabe destacar que la dieta debe estar balanceada con proteínas y grasas.

Referencia:

http://www.foodallergyandglutenfreeweightloss.com/why_are_we_overweight.html

PIDE
TU CITA
ONLINE