Hígado graso NutriWhite

Ni el alcohol ni las grasas, ¿Cuál es la principal causa del hígado graso?

Sistema Digestivo

19 Enero 2018

¿Sabes cuáles son?

 El hígado es  nuestro laboratorio personal, ayuda al organismo a digerir los alimentos y convertirlos en nutrientes, almacena energía y elimina toxinas. Por tanto hay que cuidarlo.

Es bien conocido para muchos  que el  alcohol en exceso y algunos tipos de grasas no saludables se convierten en sustancia tóxicas para el hígado que lo inflaman alterando la arquitectura y funcionamiento de este órgano vital y produciendo un hígado graso, esteatosis hepática, hasta cirrosis.

1. El consume excesivo de carbohidratos simples o de alimentos ricos en jarabe de maíz  altos  en fructosa también ocasionan hígado graso  (Metin Basaranoglu y col, 2015).   El  consumo excesivo de   azúcares  estimula la secreción de insulina produciendo insulino resistencia,  la cual  inhibe la Beta-oxidación de los ácidos grasos y  en consecuencia estos  se acumulan en el hígado. (Guías de la Organización Mundial de Gastroenterología, 2012)

2. Intestino permeable: El consumo excesivo alimentos enemigos entre los cuales encontramos grasas no saludables, alcohol y azúcares  producen un intestino permeable que permite el paso de estas mismas  sustancias tóxicas y además otra toxinas y   bacterias (traslocación bacteriana) que se acumulan en el hígado produciendo inflamación y como consecuencia  hígado graso . (Yaron Ilan, 2012). Recuerda que el sistema digestivo es la puerta de entrada de todas las enfermedades.

3. Intoxicación por metales pesados: Como consecuencia de un intestino permeable también entran metales pesados como Bario, Cromo, Fósforo, Uranio que  producen inflamación y daño del tejido y como resultado  hígado graso (R. Carrillo Esper, 2011). (Aquí puedes encontrar algunos tips para desintoxicar tu hígado).

4. Déficit de folato: Una alimentación inflamatoria  produce deficiencias de  ácido fólico que produce acumulación de grasa en el hígado. (Sid, V. y col, 2015)

5. Déficit de colina y fosfatidilcolina: Una alimentación inflamatoria  produce deficiencia de estas vitaminas necesarias para empaquetar y transportar los triglicéridos fuera del hígado en las VLDL y como resultado hígado graso. (Cole, L. y col, 2012)

6. Pérdidas rápidas de peso excesivo: Luego de la liberación de ácidos grasos a la circulación hay una acumulación hepática. (Castro, L., 2015)

7. Nutrición parenteral total: la infusión de lípidos al torrente sanguíneo que posteriormente también pueden llegar al hígado para ser metabolizados o almacenados. (Guías de la Organización Mundial de Gastroenterología, 2012)

¿Y cómo tratarlo?

En NutriWhite te recomendamos  que para evitar  la acumulación de grasa en el hígado es necesario implementar el protocolo #3R que consiste en: remover, reponer y recuperar.

Remover  los alimentos enemigos, incluyendo no solo el alcohol y grasas no saludables sino también los carbohidratos simples como el  azúcar blanca y la  fructosa contenida en jugos de frutas pasteurizados, frutas en conserva, gaseosas, sobre todo de productos que tengan entre sus ingredientes el jarabe de maíz alto en fructosa, alimentos que causen sensibilidad como los cereales y lácteos de vaca; pues generan una condición proinflamatoria que induce a la acumulación de triglicéridos y ácidos grasos libres en el hígado, Pilar Buil Cosiales (2015). Al remover estos alimentos podrás lograr también  la pérdida de peso de manera gradual y se disminuirá la inflamación propia de esta condición.

Reponer con alimentos amigos que proporcionen nutrientes, sean  anti-inflamatorios y no causen sensibilidad.

Y así, aplicando el protocolo #3R basado en la inmuno-nutrición podrás:

Recuperar tu salud y la de tu hígado.


REFERENCIAS:

  1. Raúl Carrillo Espera, Jimena Muciño Bermejo, 2011: “Hígado graso y esteatohepatitis no alcohólica”. Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM Vol. 54, N.o 3.
  2. Pilar Buil Cosiales, 2015: ¿Existe relación entre el hígado graso y la diabetes mellitus tipo 2?
  3. Guías de la Organización Mundial de Gastroenterología Enfermedad del hígado graso no alcohólico y esteatohepatitis no alcohólica Junio de 2012.
  4. Metin Basaranoglu, y col 2015: Carbohydrate intake and nonalcoholic fatty liver disease: fructose as a weapon of mass destruction. Hepatobiliary Surg Nutr. 2015 Apr; 4(2): 109–116.
  5. Yaron Ilan, 2012: Leaky gut and the liver: A role for bacterial translocation in nonalcoholic steatohepatitis
  6. Sid Victoria y col, 2015: Folic acid supplementation during high-fat diet feeding restores AMPK activation via an AMP-LKB1-dependent mechanism. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol. 2015 Nov 15; 309(10): R1215–R1225.
  7. Cole Laura y col, 2012: Phosphatidylcholine biosynthesis and lipoprotein metabolism. Biochimica et Biophysica Acta (BBA) - Molecular and Cell Biology of Lipids Volume 1821, Issue 5, May 2012, Pages 754–761.
PIDE
TU CITA
ONLINE