Inmunodesrrollo del niño NutriWhite

¿Cómo lograr que te hijo no se enferme?

Nutrición en el Embarazo y la Infancia

15 Enero 2018

                                                       Inmunodesarrollo Del Niño 

Conversar de cómo es el desarrollo o crecimiento del sistema inmunitario en la infancia es hablar en general de cómo es el desarrollo del niño. Comencemos con una definición básica,  ¿qué es y para qué sirve el sistema inmunitario? Es un conjunto de órganos primarios y secundarios y su función es protegernos contra gérmenes patógenos o causantes de infección, esa es su función más popular, pero tiene un sin fin de funciones. Si yo les pregunto ¿cuál es el órgano principal del sistema nervioso? todos responderán de inmediato el cerebro, muy bien, si les pregunto, ¿cuál es el órgano principal del sistema cardiovascular? saltarían corriendo a responder el corazón, excelente y si ahora les pregunto ¿cuál es el órgano principal del sistema inmunitario?, siempre que hago está pregunta lo que ocurre es un silencio nervioso, esos donde se escuchan los grillos. Pues queridos lectores, el órgano principal del sistema inmunitario es el intestino, si tal y como leen. Es allí, en el intestino,  en donde encontraremos nada más y nada menos que el 70% de las células del sistema inmunitario. Para que vayamos imaginando todo el asunto, si tomamos el intestino de un hombre adulto y lo abrimos y estiramos tendremos una superficie aproximada de 200 metros cuadrados, una cancha de tenis de las grandotas. Cada tres células de esa extensa superficie es nada más y nada menos que un linfocito, he aquí la razón de por qué el 70% del sistema inmune está en el intestino. Esta es una gran superficie y allí habitan las células jefas, los linfocitos, los cuales son los mayores generadores de sustancias que definen el ambiente inmunológico de nuestro cuerpo, las citoquinas.

Ahora vamos a movernos desde lo micro a lo macroscópico, que es el niño. ¿Qué define a un niño sano?, pues un niño que no se enferma (esto no existe) o mejor, un niño que se enferma poco y cuando lo hace, son sucesos simples y que las abuelas y el amor son capaces de sanar.

¿Cómo logramos a un niño sano? o mejor planteado ¿cuál es la misión del pediatra?, la respuesta es: cuidando el sistema inmunitario del niño y ¿cómo se hace eso? pues muy fácil, cuidando el intestino del niño.

Otro punto de suma importancia al hablar de salud y enfermedad es el equilibrio entre la respuesta inmunitaria y la presencia de bacterias tanto dentro como en toda la superficie externa de nuestro cuerpo. Hoy en día se sabe que tenemos 108 veces más bacterias que células. El nombre que se le dio a este conjunto de gérmenes es microbiota y el estudio de los genes de la microbiota es lo que llamamos microbioma. Actualmente, nos podemos volver locos de la cantidad de artículos que existen sobre la relación entre microbioma y enfermedad. Entonces, la verdadera misión del pediatra es cuidar la microbiota de los pacientes para tener el tan anhelado resultado: UN NIÑO SANO.

Es por tanto que el inmunodesarrollo del niño va a depender del desarrollo de su microbiota. Comencemos con el embarazo, en mis 22 años de ejercicio médico siempre he escuchado que en el embarazo, el feto habita un ambiente estéril, y que al nacer es que comienza su interacción con las bacterias del medio externo. Pues NOOO, hace apenas 6 años, en 2012 se descubrió que existe una microbiota placentaria,  y cómo se dieron cuenta de esto, pues la microbiota intestinal de los recién nacidos es diferente a la microbiota vaginal. Entonces, de donde provienen las bacterias del intestino del recién nacido, resulta que la teoría con mayor prevalencia, es que existe una relación entre la microbiota del recién nacido y la microbiota oral de la madre y que éstas viajan por vía hematógena desde la boca hasta la placenta. Actualmente, existe diversos artículos sobre parto prematuro y otras enfermedades relacionadas a las bacterias de la placenta. El sistema inmunitario está relacionándose con bacterias desde su misma formación.

Ahora salimos del útero y continuamos el inmunodesarrollo, encontraremos importantes diferencias entre el niño que nace por parto vaginal y que nace por cesárea, no son las mismas bacterias.  Así mismo, hay diferencias si se da o no leche materna, la lactancia materna, es el mejor prebiótico que existe. Desde 1930 se han escrito artículos de las miles de ventajas de la lactancia materna vs cualquier otro tipo de alimentación. El uso indiscriminado de antibióticos puede alterar el equilibrio de la microbiota. Con frecuencia me encuentro con esta frase: “doctora el moco no se quita ya le han dado tres antibióticos y sigue” y quién dijo que los mocos se quitan con antibióticos. Si la misión del pediatra es cuidar la microbiota para tener niños sanos, entonces si nos acostumbramos a usar antibióticos para todo, estamos siendo nosotros la causa de la enfermedad.

La dieta rotativa, este punto es fundamental para el inmunodesarrollo armónico en pediatría. Si rotamos los alimentoss, vamos a alimentar de forma diversa a las bacterias del intestino y activaremos a ese 70% del sistema inmunitario de forma variada. Existen alrededor de 10 formas en la que nuestro organismo puede reaccionar a un alimento y la alergia alimentaria es una de la más rara, así que no todo es alergia, este podría ser el motivo de otra publicación.

Para resumir el inmunodesarrollo armónico del niño va a depender del ambiente de bacterias de la madre durante el embarazo, de su dieta, de la forma de nacimiento, la presencia o no de lactancia materna, la alimentación saludable y rotativa y del amor. La salud y el amor irán siempre de la mano, no solo hablo del amor de nuestros padres y familiares, si no de nuestro ambiente y gracias a que amo lo que hago hoy les entrego estas palabras.

       

 


Dra Marielly Herrera Maimone

Pediatra Inmunólogo Alergólogo

Tlf: 0416 6398979, email: Marielly.herrera@gmail.com

Instagram: @mariellyherreramaimone

Consultorio: 0212 5870484- 5086548

PIDE
TU CITA
ONLINE